Si la editorial no consigue exportar lo que importa- Solución: Biblioteca Virtual!

Leemos en La Nación:

 

A partir de septiembre del año próximo, las editoriales argentinas tendrán que demostrar un equilibrio entre sus importaciones y sus exportaciones.Así quedó asentado ayer en el convenio que firmaron el gobierno nacional y la Cámara Argentina de Publicaciones (CAP).En nombre del Gobierno suscribieron el acuerdo la ministra de Industria, Débora Giorgi, y los secretarios Guillermo Moreno (Comercio Interior) y Jorge Coscia (Cultura). En nombre de la CAP, que agrupa a 46 editoriales, firmó Héctor Di Marco.La ceremonia se realizó en el Salón Federal de la Secretaría de Comercio Interior.Al justificar el acuerdo con la CAP, el Gobierno recordó que el sector “importa hoy el 78 por ciento en volumen y el 67 por ciento en valores de lo que se comercializa en el país”, y añadió: “Las importaciones provienen, en su mayoría, de Colombia, China, Uruguay y España”.”Este acuerdo nos permitirá impulsar la producción de libros en la Argentina, un país que fue líder en la impresión y edición de libros de habla hispana”, sostuvo Giorgi. Moreno les anunció a los empresarios editoriales que se va a “monitorear el acuerdo para lograr los objetivos comprometidos”. Para Coscia, el acuerdo “ayuda a fortalecer la soberanía cultural y económica y a defender el trabajo argentino”..

 Fuente La Nación


Uno puede preguntarse :

¿qué pasa si la editorial que importó el libro que a mi me interesa no consiguió balancear su importación con la exportación del libro?

Más si ese libro se usa para estudiar o para actualizarse en alguna disciplina, por ejemplo medicina.

Si es algo muy específico a las editoriales no les es conveniente editar algún libro. Si el mercado nacional no supera las 100 personas.

Por eso es que se importan. Ahora, si esa editorial no consigue exportar esa cantidad , el libro no podrá entrar al país.

Una explicación sobre porqué la industria editorial importa algunos libros.

¿Ante esto qué se puede hacer?

Una alternativa es comprar en Amazon o alguna otra librería virtual. Supuestamente todavía no están trabadas las compras pequeñas en esos lugares.

Pero a veces es más caro comprar vía Amazon, hay que pagar el flete, está el riesgo de que en la aduana haya que pagar algo o alguien decida trabar su ingreso en el país.

¿Entonces?

¿Si lo busqué y no lo encontré?

Ahí la cosa se complica.

Algo que podríamos hacer es llevar la medida de Moreno al plano virtual:

Ofrecer el material que pueda tener interés en el Exterior y no se consiga y solicitar que alguien escanee el libro que precisamos y no entra al país.

Igual es difícil coordinar algo así.

De todas maneras si quieren empezar a escanear sus libros que, tal vez, no se consigan en el Exterior, vean el proyecto DAL

Si Moreno aplica lo mismo para las películas


Sobre Eduardo