¿Cómo afecta SOPA a estudiantes, educadores y Bibliotecas? -Electronic Frontier Foundation

Fuente Electronic Frontier Foundation

Los Grupos de los grandes medios como MPAA y RIAA han señalado históricamente a los campus universitarios con medidas “anti-piratería” s, y la ley para frenar la piratería en Internet Act (SOPA) – el proyecto de ley de listas negras que están tratando de aprobar en el Congreso – no es una excepción. Partidarios de la ley insisten en que se centra sólo en “delincuentes” sitios extranjeros dedicados a la piratería, pero su lenguaje es vago y los métodos de aplicación demasiado amplios, pero asegúrarse que podría ser utilizado para reprimir a estudiantes y al discurso de los docente.

Los recursos educativos abiertos

Algunos sitios con motivos para estar especialmente preocupados son las comunidades internacionales dedicadas a “recursos educativos abiertos” (REA), que se crean para compartir y desarrollar, utilizadas en la educación. Sitios como el Consorcio Japón Opencourseware o Universia, que ofrecen recursos de más de 1.000 universidades y representan a más de 10 millones de estudiantes, podrían caer en esta categoría. En la última década, estos recursos se han vuelto cada vez más populares en todo el mundo, ayudado por el costo de lanzamiento de la distribución digital y la disponibilidad de tecnologías y plataformas para alojar y compartir. SOPA podría revertir esos cambios mediante la colocación de cargas de responsabilidad prohibitivas en los sitios que ofrecen estos recursos y las plataformas que las permiten.

Los educadores que trabajan en la comunidad OER han dado la alarma sobre la legislación propuesta: Curriki, un sitio que recoge los programas de educación K-12, ha escrito sobre los problemas que generaría Sopa, también Creative Commons, cuyas licencias exentas de derechos de autor se utilizan ampliamente en la comunidad OER, expresó preocupación con el proyecto de ley, y un nutrido grupo de educadores presentaron una carta a la Cámara de Representantes de explicar por qué el proyecto de ley podría “enfriar la creación de contenidos educativos.” [pdf]

Las bibliotecas y los bibliotecarios

Ellos no están solos. Las bibliotecas constituyen otro grupo educativo que podría enfrentar las consecuencias de SOPA. La Library Copyright Alliance, un grupo cuyos miembros incluyen a la American Library Association y otras dos organizaciones principales de bibliotecas, también han escrito una carta a la Cámara de Representantes [pdf] plantean cuestiones importantes sobre el proyecto de ley.

Alarmados los bibliotecarios por el punto sobre “tres juicios pendientes de infracción de los derechos de autor contra las universidades y sus bibliotecas en relación con el uso de la tecnología digital”, que refleja “una creciente tensión entre los titulares de los derechos y las bibliotecas, y la mentalidad de algunos titulares de los derechos de aplicación cada vez más beligerantes”. Esa mismo mentalidad con la aplicación, de sopa, podría dar lugar a procesos penales a las bibliotecas, incluso por las actividades que son un consideradas uso justo y se llevaron a cabo sin la intención de obtener ganancias comerciales.

El uso justo para estudiantes y educadores

Cuando nos enfrentamos a este tipo de situaciones, es probable que los administradores establezcan políticas para proteger a sus universidades de esa responsabilidad, incluso si esas políticas no toman ventaja de las excepciones de uso justo que los derechos de autor proporcionan a los educadores. A pesar de la actual protección explícita de la ley de “copias múltiples para uso en el aula”, muchas universidades actualmente pagan los honorarios de licencia general para el Copyright Clearance Center en un intento de evitar una posible responsabilidad. Y es comprensible por qué las universidades pagan: el Centro está financiando parcialmente una demanda presentada en el 2008 por un editor académico contra la Universidad Estatal de Georgia, que no pagó por dicha licencia.

Los educadores saben que la obtención de permisos con licencia pueden tardar semanas o meses, y los estudiantes saben que se puede eliminar el coste de las colecciones de fotocopias de artículos y extractos de libros de hasta cientos de dólares. Sin embargo, la Universidad Estatal de Georgia cambió su política de derechos de autor después que la demanda fue presentada, y es difícil culpar a los administradores que sigan su ejemplo para evitar acciones legales costosas y que requerieran mucho tiempo. Si las políticas actuales están a favor de los titulares de derechos de autor sobre la comunidad universitaria, ¿qué pasará con los proyectos de ley que se parecen a SOPA y harán que la situación de derechos de autor caiga en una incertidumbre más profunda?

¿Qué podemos hacer?

Otros en la comunidad educativa tienen problemas con esa ley, y con su homólogo similar de consecuencias desastrosas en el Senado, PROTECT IP. La Asociación de Estudiantes de los Estados Unidos, que representa 4.5 millones de estudiantes de más de 400 universidades de todo el país, se ha pronunciado en contra de los dos proyectos [pdf], y un grupo de más de 100 profesores de derecho ha enviado una carta al congreso sobre cada proyecto de ley [pdf].

Estudiantes, bibliotecarios, profesores y otros miembros de la comunidad educativa, conscientes de los problemas que podría causar SOPA, están hablando. Y con el Congreso marcando el debate sobre SOPA esta semana, necesitamos que hablen más estudiantes, educadores y bibliotecarios.

Hemos preparado un conjunto de herramientas de acción anti-SOPA para la gente que quiere tomar una postura en contra de las listas negra. Algunos de los puntos de acción se aplican directamente a los estudiantes:

  1. Coordinar un debate en la universidad local o centro comunitario. Invitar a expertos locales en derechos de autor y libertad de expresión por discutir el tema.
  2. Si estás en la escuela secundaria, habla con tus profesores de educación cívica y de medios de comunicación acerca de un debate en clase sobre las implicaciones de este proyecto de ley. Puedes usar nuestros materiales de enseñanza libre sobre derecho de autor.
  3. Si estás en la universidad, habla a través de organizaciones similares que trabajan por la libertad digital, tales como estudiantes por la cultura libre o Electronic Frontier Campus. Si no hay una organización así en tu escuela, crear una. A continuación, utilizar esa plataforma para coordinar con otros estudiantes para hablar en contra de este proyecto de ley.
  4. Si estás en la universidad, establecer una reunión con la junta editorial del periódico universitario, explicales el proyecto de ley y por qué deberían hablar sobre ello. Trabaja con ellos en escribir artículos sobre los temas. Echa un vistazo a estos ejemplos de la Universidad de Buffalo, de la Universidad de Massachusetts y de la Universidad de Minnesota. Verás más ejemplos en el Centro para la Democracia y en el site de Chorus of Opposition.
  5. Escribe un blog sobre el proyecto de listas negras. Que sea una explicación sincera de por qué se oponen a la legislación, una discusión sobre el efecto en los derechos humanos, o convoca a los cineastas para protestar contra las lista negras, hay un montón de cosas que decir acerca de esta legislación da miedo. Ayúdanos a correr la voz escribiendo artículos en tu blog, el blog de la escuela, o en blogs que tengan colaboradores invitados.
  6. ¿Eres un artista? Muestra los peligros de la censura a través del arte y la música, y utiliza el arte como una forma de llegar a las personas que de otra manera no sabrán acerca de este tema. Puedes hacer pegatinas, carteles o placas, crear un vídeo en YouTube, o realizar una radio abierta en torno a la censura.

No importa quién es usted, llame a su representante en el Congreso y tome nuestro alerta contra la legislación de listas negras.
Y, por último, por favor considere convertirse en un miembro de la EFF – tenemos las tasas para estudiantes.

Fuente Electronic Frontier Foundation


Muy buena la convocatoria, tomemos nota a quienes convocar ya que esta marea negra llegará a la Argentina, es inevitable.

Sobre Eduardo