Privacidad y e-lectura 1: BN Amazon, Sony y Kobo

Fuente Der Author.

Basado en un artículo del Wall Street Journal,, pensé que iba a explorar el alcance de las empresas para “espiar a los lectores digitales. La minería de datos y el análisis predictivo se ha convertido en un componente importante de la comercialización. En  El Poder del Hábito Charles Duhigg cuenta  la historia de cómo Target construyó un modelo de datos que  predice si una mujer está embarazada basado en sus decisiones de compra. La demogrfía de los padres esperando hijos es el santo grial de los consumidores. Son sensibles a los precios, tienden a comprar todo en un mismo lugar, y están dispuestos a comprar casi cualquier cosa. [1]

El experto en estadística de Target  fue capaz de reunir los datos y determinar basándose en compras como las vitaminas, lociones y jabones sin olor, toallas de mano y similares (alrededor de 25 elementos en total) que podrías estar embarazada. Target entonces comenzaría el envío de cupones para bebés. A continuación tuvieron la idea de que los compradores no quieren sentirse espiados por lo que mezclaban los cupones del bebé con otras cosas en lo que hacía que parezca que estaban haciendo un anuncio publicitario en general cuando, en realidad, Target estaba enviando un anuncio publicitario que es probable que sea muy diferente del correo de tu prójimo (sobre todo si tu vecino es un soltero sin hijos).

¿Cómo se puede evitar esto? Pague en efectivo. No use su tarjeta de débito. Permanezca desconectado.

Hay empresas por ahí que crean perfiles en función de tus mensajes publicados en blogs, tus gustos en facebook, etc En otras palabras, las empresas de libros electrónicos no son los únicos que están espiándote. Todo el mundo lo hace.

Cuando comencé a escribir este artículo hace unas semanas, pensé que iba a abordar todos los acuerdos de la privacidad en uno, pero que sería difícil de manejarlo por lo que este mes voy a publicar un acuerdo diferente cada domingo y hablaré de lo que dice la política de privacidad, lo fácil que es encontrarla, y lo que significa para los lectores digitales.

Hoy, sin embargo, vamos a discutir sólo algunos puntos de los datos generales de la información que los editores digitales están adquiriendo por parte de los lectores. Michael Tamblyn de Kobo Books ofrece varias charlas al año sobre los datos derivados de los lectores de Kobo. Una de sus  presentaciones está aquí se titula “¿Qué clientes de eBook realmente, realmente quiero?” Tamblyn es un gran orador y la información que comparte es fascinante. La presentación comienza con “¿Qué sucede cuando un grupo de lectura tecnófilos obsesionados tiene en sus manos el más rico conjunto de datos en la historia de la industria del libro?”

En esta diapositiva sabemos que Kobo puede decir si el lector está utilizando un dispositivo de tinta electrónica dedicado en lugar de una aplicación. Kobo sabe cuánto gasta por mes y si sus compras se están acelerando o desacelerando. Ellos pueden decir qué tipo de libros se compran (ficción), y si ella lee en su mayoría gratuitos o de en su mayoría de pago. Kobo hace un juego de los datos que están recolectando y la animamos a que lo comparta.


Kobo está monitoreando cuanto tiempo te la pasás leyendo, cuanto tiempo te toma completar un libro, cuantas páginas por hora leés, el número de páginas que leés por sesión, y cuando leés más. A continuación, Kobo le estimula a compartir la información en sus redes sociales

Las empresas están registrando sus ynotaciones, marcadores, resaltados y notas. Cada vez que sincroniza el contenido, las empresas saben dónde detuvo la lectura, cuando dejó de leer y en base a sus notas y texto resaltado sabe qué te está motivando a interactuar con la historia. Pueden realizar un seguimiento de las muestras que descargas y cuántas veces una muestra se convierte en una compra. Ellos saben de dónde eres (ubicación geográfica sobre la base de la dirección IP); qué aplicación estás usando, o si utilizás un dispositivo dedicado, cuanto leés mientras viajás en base a las diferentes direcciones IP, qué tipo de método de pago; como si eres hombre o mujer.

Kobo no es la única recolectando estos datos y tratando de usarlos para venderle más libros a sus clientes. Cada empresa hace esto. La comodidad y las características que se le ofrezcan a cambio de la minería de datos puede ser un cambio que valga la pena. Todo el mundo tiene un nivel de comodidad diferente. El objetivo de la serie es hacer que el lector las conozca.

Fuente Der Author.
Segunda Parte


[1]Tiene que ver con esta entrada: Como las empresas saben tus secretos.


Sobre Eduardo