¿Podría el Pirata Romney ganar las elecciones?

Fuente Torrentfreak por Joe Karaganis

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, las encuestas empatadas, y en una semana con pocas noticias en los EE.UU., es el momento de hacer la pregunta que está en la mente de todos: ¿Podría ganar Mitt Romney con un poco de reposicionamiento estratégico sobre la política de derechos de autor? ¿La respuesta podría ser abrazar al pirata Romney? Vamos a explorar

Romney Pirata

¿Qué sabemos acerca de  los puntos de vista de Romney sobre la propiedad intelectual? Realmente sólo dos cosas.

Sabemos que se unió a la lista de republicanos anti-SOPA el año pasado, cuando parecía que era la cosa a hacer (“Estoy de pie por la libertad”). Y sabemos que se preocupa acerca de que China roba nuestra propiedad intelectual. Y eso es todo. Pero es más de lo que parece.

Una de las cosas sorprendentes del debate sobre SOPA fue que, cuando el proyecto de ley fracasó, fracasó a en las líneas de ambos partidos. El usual abrumador apoyo bipartidista para la aplicación de leyes de propiedad intelectual más fuertes se derrumbó. Comparándolo con la ley, Pro-IP 2007  – una importante expansión de la responsabilidad federal para hacer cumplir la propiedad intelectual – aprobado por la Cámara por 411 votos  contra 10. En el Senado, la aprobación fue unánime. Del mismo modo, la ley Digital Millennium Copyright Act de 1998, que estableció el actual desarrollo del procedimiento por infracción de contenido, fue aprobado por la Cámara por el voto por voz (se utiliza cuando no se está cerca). Una vez más, en el Senado, la aprobación fue unánime.

Así que algo está pasando cuando empieza a resquebrajarse una poderosa alineación. Sabemos que parte de la historia es un cambio en el equilibrio del poder de presión, las empresas de Internet empiezan a arrojar su peso en los debates políticos. Y parte de ello es la aparición de una base de Internet dispuesta a movilizarse contra las amenazas percibidas. Ese contrapeso no existía en  2007 o 1998, cuando se plantearon dudas acerca de esos proyectos de ley.

Está claro que ambos acontecimientos reflejan, en parte, un cambio generacional en las  actitudes y prácticas en torno a la aparición de Internet como principal plataforma para la expresión cultural y de la comunidad. Es evidente que existe una generación política de Internet, de la cual la lucha contra SOPA fue sin duda la primera prueba real. Pero, ¿existe una política partidista sobre la propiedad intelectual?

En términos generales, en este momento, en los EE.UU., la respuesta es no. Los republicanos, demócratas e independientes tienen puntos de vista muy similares sobre los derechos de autor y su aplicación – las diferencias están casi siempre dentro del margen de error de nuestra encuesta. Con respecto a nuestra serie de preguntas sobre las actitudes hacia compartir archivos de música, sólo “compartir con amigos” produjo una diferencia significativa, con los demócratas superando a los republicanos 65% a 52%, y los independientes en un 60%. Esto es básicamente el efecto de la juventud: los jóvenes votantes tienen una inclinación demócrata, y el 76% de los jóvenes entre 18-29 años edad ven el compartir con amigos como “razonable” (en comparación con alrededor del 50% de todos los otros grupos) * Romney pierde ante Obama en este grupo por un 19%.

Sobre los archivos de música es razonable:

  • Compartirlos con familiares
  • Compartirlos con amigos
  • Subir archivos a websites donde las personas puedan descargarlos
  • Publicar los enlaces de archivos no autorizados en websites como Facebook.
  • Vender copias de archivos no autorizados.

(Un par de cosas a tener en cuenta sobre los gráficos:.. Entre los que están afiliados a algún partidos entre los 2303 encuestados el 24% de este grupo se describe como republicano, el 28% como demócrata, y el 37% como independientes alrededor del 6% eligió ‘Sin preferencias ‘y 3%’ Se negó a contestar “. Estas categorías residuales generalmente ofrecen menos apoyo a las afirmaciones de los tres grandes.)

¿Qué pasa con las dos principales cuestiones de política del año pasado? Los proveedores de Internet [ISP], la RIAA, MPAA están coordinando para implementar un modelo de seis avisos por infracción de derechos de autor online, en la que los clientes acusados de compartir materiales no autorizados a través de servicios P2P recibirá, en primer lugar, las advertencias de su ISP, entonces el servicio será realentizado, y luego, posiblemente, desconectado y / o reciba una demanda civil. Los últimos pasos están vagamente definidos en este momento pero claramente implican conversaciones sobre la medida.

Vamos a dar un paso atrás y hacer una pregunta más básica: la gente debería ser castigada por ” Descargar una copia no autorizada de una canción o una película” Entre todos los adultos en Estados Unidos, la cuestión apenas recibe el apoyo mayoritario: el 51% dijo que sí. Otro 7% dijo que depende de las circunstancias, lo cual sería una sutileza útil si la ley reconoce tales circunstancias. Las diferencias partidistas sobre esta cuestión son modestas:

  • Entre los Republicanos: 57% dijeron si; 30% no
  • Entre los Demócratas: 53% dijeron si; 36% no
  • Entre los Independentes: 51% dijeron si; 35% no

Esto no es un fuerte apoyo para los castigos, y mucho menos para la fuerte criminalización a las infracciones de los últimos 15 años. Aún así, pueden reclamar una mayoría. Pero ¿para qué?

Preguntamos acerca de las cinco grandes penas que están en juego en la legislación más actual y en las propuestas: advertencias, multas, ‘enlentecimiento del ancho de banda,’ desconexión, y cárcel. Las diferencias en las actitudes entre los grupos identificados son pequeñas. Las advertencias y multas son favorecidas por alrededor de la mitad de los estadounidenses. Límites a la velocidad de Internet o a su funcionalidad atraen menos del 30% de apoyo. La desconexión de Internet es muy impopular del 16% y cae al 9% si la pregunta especifica que es la desconexión en el hogar. El tiempo de cárcel alcanza alrededor del 10% de apoyo.

¿Qué pasa con las propuestas para una aplicación más estricta por parte de los intermediarios, de la clase que estuvo en el centro del debate por SOPA? Porque pensamos que la opinión pública puede ser volátil en este tema, les preguntamos una amplia variedad de preguntas para dilucidar las diferencias en el lenguaje (bloqueo, filtrado, censura) y diferencias en los puntos de aplicación donde  se ejecutarían estas políticas (servicios relativamente estrechos como Facebook y Dropbox, servicios amplios como Google, los ISP, y el gobierno)


En términos generales, los republicanos muestran un poco más de entusiasmo por el cumplimiento de los derechos de autor que los demócratas y un poco más de preocupación sobre la privacidad- sólo el bloqueo de sitios piratas por los proveedores de internet generó alguna divergencia significativa. Una vez más, este es un tema que depende de la edad: los adultos jóvenes son un poco más tolerantes respecto a la opción al  bloqueo a través de los servicios, y menos tolerantes al bloqueo que se produce a través de los principales puntos de acceso a la Internet en general.

Pero, en general, las diferencias partidarias son menores. Nos diría que la política sobre la Propiedad Intelectual sigue siendo pre-partidista en los EE.UU., en el sentido de que la ruptura de la unanimidad no se ha canalizado hacia las posturas de oposición organizadas en torno a las dos partes. Esta ausencia de una política partidaria de la red es vista a menudo como una ventaja – una neutralidad virtuosa para aquellos en las redes – pero también significa que los partidos mayoritarios no se toman todavía lo suficientemente en serio la discusión.

Las tensiones dentro de los partidos sobre estas cuestiones ciertamente van a subir, pero  ¿cuánto? Los puntos de presión de los demócratas parecen claros, con afinidades culturales (y dependencia financiera) con las industrias de contenidos principales, por un lado, y las actitudes divergentes de sus jóvenes (y, como veremos, minoría) de su base por el otro.

Para los republicanos, hay aquí una política tentadora hacía la  juventud y la modernidad, empujando cuesta arriba contra la retórica de la propiedad, la ley y el orden, y un conjunto más amplio de las demandas de las grandes empresas que tradicionalmente les han brindado ayuda. ¿Cuál parecería ser la captación partidista sobre estos temas? Puede parecer algo así como la polarización de la opinión sobre el aborto en la década de 1990, los evangélicos llegaron al poder en el Partido Republicano

Posición sobre el aborto 1975-2009 por partido

¿O podría ser como lo que estamos viendo ahora en Alemania y en otras partes de Europa, con el surgimiento de los pequeño partidos ‘Piratas’  como representantes de un ecologismo naciente de Internet. Nuestro estudio sobre Alemania se llevó a cabo antes del 9% que obtuvo el Partido Pirata en las elecciones estatales de Berlín a finales de 2011 y las subsiguientes batallas contra ACTA.

Sin embargo, las líneas partidarias alrededor de la política de propiedad intelectual ya eran más fuertes en Europa que en los EE.UU., con defensas más consistentes de la libertad de expresión y del libre acceso a  Internet a la izquierda, haciendo causa común con las preocupaciones tradicionales sobre la vida privada de la derecha. Aquí nuestros datos de Alemania sobre el bloqueo y filtrado por identificación política.

Opinión sobre el bloqueo de sites por preferencias partidaras en Alemania

A diferencia de los EE.UU., fuertes “safe harbor [puertos seguros]” de los Intermediarios en la web como Google y proveedores de Internet se han convertido en parte de las plataformas de los partidos alemanes de centro-izquierda – a todas luces estando al frente de la opinión pública sobre estos temas. Fuertes posiciones sobre la privacidad en Internet han demostrado ser populares en todo el espectro político, incomodando a las empresas de la web que recopilan una gran cantidad de datos de los consumidores (como Google y Facebook) y también provocando conflictos con la UE sobre las normas de retención de datos (un componente importante de fuerte cumplimiento).

En Francia, la división izquierda-derecha también incorpora cuestiones sobre la observancia de la Propiedad Intelectual, con la mayoría de los socialistas oponiéndose a las fuertes medidas adoptadas por los conservadores – en particular la creación de HADOPI, la agencia  para controlar Internet.

El Reino Unido, por su parte, se parece más a los EE.UU., con el Partido Laborista jugando el papel principal en el impulso de un importante  proyecto de ley reciente – la Ley de Economía Digital – en el Parlamento en 2009. El paisaje es claramente el flujo de votantes y los políticos adaptándose a un entorno político en el que la política de Internet han comenzado a importar.

¿Podría el Pirata Romney ganar las elecciones? Todavía no. Pero podemos decir con cierta certeza que los jóvenes no se hacen más jóvenes, y que sus actitudes y prácticas son muy diferentes de las políticas formuladas por una generación delante de ellos. Entre los 18-29 años de edad, sólo el 37%  apoya las sanciones por descargas no autorizadas. 53% está en contra. Una pregunta mejor es: ¿podría el Pirata Tagg Romney ganar? Tal vez vayamos a averiguarlo.

@jjkaraganis

Joe Karaganis comparte su informe sobre Piratería de medios en las economías emergentes sobre cuánto cuestan en los países emergentes (Brasil, Mèxico, Bolivia, Sudáfrica, India) comprar cds y dvds legales comparándolos con el precio en EE.UU.


Y en la Argentina ¿cómo sería?. Ojalá se hiciera algún estudio para saber dónde estamos parados , respecto a la opinión por simpatizantes de los partidos, sobre este tema.

Sobre Eduardo