¡Cuidado: DRM en la web!

El World Wide Web Consortium (W3C) es una comunidad donde las Organizaciones miembro, el staff y el público definen los estándares de la web, para que, por ejemplo, las páginas sean totalmente compatibles con todos los navegadores o nadie tenga una patente exclusiva sobre partes cruciales de la web.

En este momento se están terminando de definir los estándares para HTML5, la nueva versión de HTML sobre la que śe construirán todos los sitios web de los próximos años. Algunas empresas, incluidas Google, Microsoft, Netflix y la BBC, con el apoyo de las grandes productoras de contenidos de Hollywood, están intentando añadir DRM en el alma de la web.

¿Qué es DRM? y ¿Qué me importa?

La Digital Rights Management (DRM - Restricción Digital de Derechos), o Encrypted Media Extensions como lo están llamando estas empresas, son implementaciones tecnológicas que limitan el uso del hardware o software, ya sea generando escasez artificial en el caso de los contenidos (al comprar una canción no se podrá transferirla a otro dispositivo para hacer un backup o para compartirla) o generando dependencia de una marca (cada dispositivo sólo permite instalar aplicaciones y consumir contenidos de un único proveedor, por lo general el fabricante del mismo).

Este cambio claramente no ofrece ningún beneficio al común de la gente y atenta contra el acceso a la cultura y la información, al restringir nuestra capacidad de acceder a estos contenidos y de poder compartirlos. Aún más grave, al estar incluido en el estándar de la web, estará disponible en una amplia variedad de dispositivos y será de fácil uso para las empresas de Hollywood que continuamente luchan en contra de nuestros derechos.

Los pirata prevalecerán

A pesar del interés comercial de estas empresas, nuestras ansias de compartir vencerán. Tarde o temprano las implementaciones y restricciones de este estándar serán sorteadas. Primero estará disponible para un pequeño grupo de hackers, luego para una mayor comunidad de tecnófilos y finalmente se implementará una respuesta simple que todos podremos usar, sin necesidad de conocimiento técnico alguno.

Pero siempre habrá un sector que por desconocimiento de las restricciones, las tecnologías o simplemente por falta de interés permanecerá preso de estos monopolios y de la escasez artificial de bienes. Hasta que se encuentre una solución que nos posibilite eludir esta tecnología restrictiva nuestro acceso a aquellos medios digitales será más difícil, y esto impactará en el conocimiento y la cultura general de la sociedad.

Trolléalos!

Para enfrentar la DRM proponemos las siguientes metodologías de lucha.

  1. Boicot a las empresas que apoyen la DRM: estas empresas subsisten principalmente con el cobro de publicidades, así que no haga clic en ellas, no use sus redes sociales, no pague por sus servicios ni los recomiende a nadie y, si es posible, no use sus servicios (Google, Microsoft, BBC, Netflix y cualquier productora de Hollywood).
  2. Firma y difusión del petitorio de la Electronic Frontier Foundation (EFF).
  3. Difunda la noticia entre sus amigos, contactos y comunidades en la red.
  4. Envío de correos electrónicos a public-html-media-request@w3.org (la W3C es abierta),con el asunto "subscribe" para suscribirte a la lista de correos para esta implementación. Luego de hacer esto podrá enviar sus quejas, sugerencias o peticiones a public-html-media@w3.org.
  5. Envíe sus quejas a estas empresas. Procesarlas y responderlas les costará tiempo, dinero y sabrán que se equivocaron.

Para mas información puede leer el informe de la EFF.

También puede unirse a la comunidad de su navegador favorito y pedir que no implementen esta tecnología, aún en el caso de que la W3C la apruebe.