#YoBancoLaTomaDelMinCyT

Reproducimos la carta de una pirata científica #YoBancoLaTomaDelMinCyT #MinCyT

Asamblea en la toma del MinCyt -- Foto por
@OrgLaEmergente Asamblea en la toma del MinCyt — Foto por @OrgLaEmergente

Una mañana de laboratorio UBA-CONICET: “estamos aca charlando de politica” … “ah no, gracias, yo prefiero tener un buen día” #YoBancoLaTomaDelMinCyT

A todas y todos,

Soy un joven científico. Precarizado. Tengo beca y no sueldo. Trabajo en algo que me gusta, y por ello ciertamente soy un afortunado. Es justamente en agradecimiento y honor que mantengo tan fuerte como me es posible mi compromiso con la sociedad.

Pueden despedirme del mismo modo que a un trabajador en negro de cualquier comercio al que un santo día le dicen “ya no vengas mas, porque no te voy a dar mas plata”… En el caso del sistema científico, para ello es que están las instancias evaluadoras. Entonces no se habla de despido y suele decirse que “no te salió la beca” o te “rechazaron un informe”. Por esto, y muchas razones más [ver https://jovenescientificosprecarizados.wordpress.com/documentos/ ], decimos que estamos precarizados. Pero cuando las evaluaciones son satisfactorias y los comités recomiendan el ingreso a planta permanente del CONICET, tras 7 años de trayectoria, a un/a investigador/a… y cuando esto no se efectiviza, estamos frente a un DESPIDO “ARBITRARIO”.

El lunes pasado, junto a una organización gremial llamada “JCP” (jovenes cientificos precarizados), llevamos una carta al Sr. Ministro de Ciencia y Tecnología (Lino Barañao). Desde entonces estamos esperando que nos reciba…

Quiero contarles, a los que aun no lo sepan, que los medios masivos de comunicación han cubierto parcialmente los hechos y ahora además parecen habernos abandonado a la “invisibilización”. Algunos más, otros menos y por ello no cito casos puntuales. Parte de esta frecuentada tarea política que desarrollan se efectiviza a partir de ayer diciendo que nos ofrecen una solución y nosotros no la aceptamos. Como si fuese un capricho, no dicen las razones. Nosotros seguimos esperando tener una reunión con el ministro, quizás sea hoy. Ciertamente, la realidad del sistema cientifico y universitario es lo suficientemente compleja como para preferir eludirla (por parte de los medios masivos de comunicación, digo, donde prima el discurso único) pero no por esto podemos dejar de reconocer que esta solución ofrecida es una pantomima. Así lo entendimos los \~1000 científicas reunidos en la asamblea que votamos a favor del rechazo de la “solución”.

Estos mismos medios de comunicación que actúan como chusma (diciendo mucho y pensando poco) después hablarán de una “fuga de cerebros”. Como si se tratara de un fenómeno espontáneo, y no de una política de Estado en la que todas y todos los ciudadanos somos responsables… por no interiorizarnos o reflexionar acerca de la realidad en la que estamos inmersos. INDIFERENCIA y EGOÍSMO son los pilares de cualquier injusticia. Por ello el neoliberalismo prefiere que no exista el pensamiento crítico. Por ello se achican presupuestos de políticas públicas. Salud, educación, ciencia son algunas de las arenas de disputa donde no bajaremos los brazos. Por muy tentador que parezca, no nos iremos a “Jarvard”. Tenemos un compromiso social con nuestro pueblo.

Los científicos que ocupamos pacíficamente el hall de entrada del MinCyT sólo exigimos que no se DESPIDAN a 489 de nosotras (algunos, del interior del país). Este hecho, es parte de una política científica.

Política científica que creo merece la opinión de todo el conjunto de la sociedad. Política científica que suele enmarcarse en la polaridad dada entre la llamada ciencia “básica” o “aplicada”. Esto es entre ciencia con objetivos (a priori, estéticos) “de puro saber” o ciencia con objetivos “concretos” (a posteriori, tangibles o tangible$). La dualidad es, como todas, una sobresimplificación de la realidad y por ello no sólo resulta insuficiente sino que además se carga con todo tipo de sesgo ideológico de cada uno de los observadores.

Sin embargo, intentaré dar una explicación más o menos general de la ciencia aplicada que es en sí misma una gran complejidad. Ya que podría ir desde el más digno trabajar directo con las y los trabajadores (por ejemplo, el caso de la fábrica recuperada ZANON), o algunos de los proyectos de “extensión universitaria”. Pero va incluso hasta incubar las medianas empresas de base tecnológica de profesores universitarios (por ejemplo, tenemos los casos de INCUBACEN) o los desarrollos de patentes que luego CONICET vende a empresas transnacionales.

La política científica que actualmente se disputa en este conflicto puntual justamente tiene por finalidad eliminar todo tipo de ciencia que no sea la mas funcional al sistema capitalista (ver los últimos dos ejemplos el párrafo anterior). Es decir, entre otras cosas, promover casi exclusivamente el tipo de ciencia que está al servicio del capital como las “mejoras” en la extracción de “recursos” naturales. Megaminería a cielo abierto y patentes de organismos transgénicos que se venden a Monsanto son algunos de los ejemplos canónicos pues, aunque sean invisibilizados, millones de personas sufren afecciones de su salud por convivir en los TERRITORIOS [ver http://www.territorios.com.ar/ ] con todo tipo de pasivos ambientales y contaminación.

Los científicos no solemos expresarnos con este tipo de “medidas de fuerza”. Tampoco solemos salir a cortar calles. Digo, al menos en tanto científicos… Si esto está sucediendo, debe ser que algo está realmente mal y ya no da para más. No es necesario que nos crean a nosotras, seguramente también lo han notado en sus bolsillos.

Cambiar la política científica es un debate largo y llevara otro tiempo, con multitud de formas y contenidos que están en constante desarrollo y conflicto. Quienes ponemos el cuerpo aquí, lo hacemos sin tener saldado el debate sobre política científica, pero reconociendo la necesidad de tener dicha instancia… es decir, el CONICET es un organismo absolutamente piramidal. Las bases no participamos de la elección de su presidente. No pretendemos cambiarlo por completo aquí y ahora durmiendo sobre el duro suelo del ministerio, pero sí poco a poco… y el ingreso de estos 500 científicos es un caso puntual pero no por ello deja de ser también el rechazo de una política científica NEOLIBERAL que sólo va en detrimento de sociedades tercermundistas como la que nos es impuesta históricamente en nuestra geografía.

En esta toma y ocupación pacífica del MinCyT, sólo estamos pidiendo que ingresen todas y todos los científicos que el Estado formó durante 7 años (sin contar el tiempo que puedan haber transcurrido cada uno/a en las carreras universitarias) y fueron recomendados por la comisión evaluadora. La política científica que encabeza Barañao (el único ministro que continuó en su cargo con el cambio de gobierno) no puede deshacerse de la noche a la mañana ni aquí y ahora. El conflicto actual es sólo un caso más del despotismo que caracteriza nuestro país y su democracia representativa: “todo por el pueblo, pero sin el pueblo”… Por ello, y como viene la mano con el cinismo de Lino Barañao… sumado a la perversión que caracteriza al neoliberalismo… parece que estaremos durmiendo en el suelo del ministerio todavía durante la “noche buena” de este sábado… Si es así, quedan todas y todos cordialmente invitados al DIGNO brindis de pan y agua en el barrio de palermo, en Godoy Cruz 2320. Recuerden que 489 familias de científicos y científicas estarán allí. Si no es en cuerpo, será en espíritu. Cada granito de arena suma.

Las y los esperamos con nuestros corazones abiertos, vengan… para que no sea una bala de plomo la que encuentre esta fragilidad. Tal y como sucedió con el Dr. René Favaloro al suicidarse en el año 2000. En su carta de despedida, él nos había dejado el siguiente mensaje:

“Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mí país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga. (…) Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata. No puedo cambiar. No ha sido una decisión fácil pero sí meditada. No se hable de debilidad o valentía. El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano. Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad. Estoy tranquilo. (…) En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta. En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara. A mí familia en particular, a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.”

POSTDATA: por favor compartan la información de este correo total o parcialmente, ya sea reenviándolo o a través de las redes sociales de su preferencia… ademas discutan y comenten todo bajo la etiqueta #YoBancoLaTomaDelMinCyT — GRACIAS!