Lo que hace la empresa

Lo que hace la empresa "Nacional y Popular" Barrick Gold en África y como censuran un libro:

Si quieren descargar el libro, es un pdf

Tal vez Cristina tenga pensado hacer otros negocios en África, ¿quién sabe?

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África Alain Deneault en colaboración con Delphine Abadie y William Sacher

Proyecto “Traductor@s y Corrector@s Colectiv@s” El libro Negro Canadá. Saqueo, corrupción y criminalidad en Africa realiza un análisis crítico del rol de las empresas  mineras canadienses en el continente africano. Contiene material muy valioso, desconocido en español, basado en fuentes secundarias.

A raíz de este libro, publicado en 2008, en Canadá, por la editorial Ecosociété, los autores fueron querellados por la empresa Barrick Gold, acusados de difamación y demandados por 6 millones de U$. En el marco de un perverso juego de asimetrías, durante tres largos años los autores tuvieron largas reuniones de mediación en Montréal, con los abogados de la Barrick Gold, al final de las cuales debieron ceder frente a las presiones corporativas y la dudosa neutralidad de la justicia canadiense, que tomó en cuenta muy parcialmente las alegaciones de los autores, entre otras, aquella que presentaron por “juicio abusivo”.

Finalmente, éstos llegaron a un acuerdo extrajudicial, por el cual se detuvo la circulación de “Noir Canada” y la editorial debió pagar una suma significativa a la Barrick Gold. En razón de ello, un grupo de intelectuales en su gran mayoría latinoamericanos y europeos decidimos encarar lo que denominamos originalmente como « Proyecto : Traductor@s y Coprrector@s Colectiv@s », con el objetivo de traducir el libro (los primeros 4 capítulos), a fin de acercarlo al lector hispano-parlante, desafiando la censura impuesta por la Barrick Gold -avalada por la justicia canadiense-, sobre la “no circulación del libro” ; medida que, estimamos, no tiene por qué alcanzar a nuestros países.

Nuestro propósito es el de alertar y denunciar la persecución judicial y la censura llevada a cabo por una gran empresa minera sobre un grupo de autores, lógica que no hace más que reproducir en otro campo las asimetrías propias que padecen las poblaciones en los territorios que hoy sufren el despojo de los bienes comunes.

En fin, creemos que la mejor manera de combatir la censura es difundir este libro, pedido que trasladamos a la comunidad de lector@s.

Si quieren descargar el libro, es un pdf


Menos mal que Cristina no fue con ningún empresario minero a Angola, sino tendríamos más verguenza todavía, aunque, tal vez, llevó a Grobocopatel o a algún sojero.